CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

EnvŪenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NŕMEROS ANTERIORES

SolicŪtenos los nķmeros atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

CD

AŮos 1 y 2

Hacer pedido

REVóLVER SMITH & WESSON VICTORY

Si hay un revolver emblem√°tico ese es precisamente el Smith & Wesson Military & Police (o modelo 10) en calibre .38 Special. Millones de unidades producidas de estos ejemplares casi sin variantes desde 1905 hasta la actualidad, dan prueba de su √©xito, funcionalidad y perdurabilidad que trasciende al tiempo. El Smith & Wesson Military & Police como ya sabemos entonces, fue un √©xito de ventas. Su simplicidad, efectividad, precisi√≥n y seguridad, lo hicieron legendario para usos militares y policiales. Las miras fijas y los ca√Īones de 4‚ÄĚ y 5‚ÄĚ pulgadas, los hac√≠an ideales para la portaci√≥n de uniforme en funda o de civil sin ellas, no teniendo casi ninguna arista o piezas que pudiesen engancharse con ropas o correajes al desenfundar. Detalle no menos importante, es que siendo un arma eminentemente de servicio, al caerse por accidente, los aparatos de punter√≠a dif√≠cilmente se da√Īen o queden inutilizados, caracter√≠sticas principalmente apreciadas por esos t√≠picos ‚Äúmanitas de caca‚ÄĚ a los que generalmente se les cae absolutamente todo. Personalmente considero a los Smith & Wesson de armaz√≥n K, como los rev√≥lveres m√°s equilibrados y portables que existen. Las dimensiones del tambor para 6 cartuchos, (en especial el di√°metro) son las justas para no abultar por dem√°s cuando se los lleva en la cintura, sinti√©ndose en estos casos, que se porta un rev√≥lver y no un secador de cabellos cromado de origen chino. Aunque suene redundante, tengo que volver a insistir con que siendo livianos, mec√°nicamente simples, relativamente robustos y duraderos, se transforman en elementos realmente imbatibles como armas de servicio. NECESIDADES DE GUERRA Ya comenzada la Segunda Guerra Mundial, las armas cortas para equipar a los ej√©rcitos aliados no eran suficientes. En el a√Īo 1940, Gran Breta√Īa estaba desesperada por conseguir armas para dotar a sus tropas, ya que hab√≠an cometido la estupidez de restringir al m√°ximo las armas en poder de los civiles, estupidez que dicho sea de paso, repetir√≠an en 1997 prohibiendo nuevamente todo tipo de armas cortas. Iluminados pol√≠ticos argentinos se han empecinado en estos √ļltimos tiempos en copiar el fracaso ingl√©s, sin tomar en cuenta que no hay relaci√≥n alguna entre las armas legales en poder de los ciudadanos y la violencia. Y si no me creen f√≠jense en M√©xico, si la poblaci√≥n normal tiene acceso a las armas y estudien sus tasas de homicidios por armas de fuego. Lo que estos primates delincuentes no quieren decir en realidad es que el verdadero motivo por el que pretenden un pueblo desarmado, es la simple raz√≥n de que es m√°s f√°cilmente dominable por cualquier tiran√≠a o corruptocracia de turno. Mujeres y d√©biles morales compran la ut√≥pica pavada de que ‚Äúun mundo sin armas ser√° mejor‚ÄĚ y que ‚Äúno hay que defenderse ante agresiones injustificadas o no‚ÄĚ, cuando hasta la iglesia reconoce el divino derecho a la leg√≠tima defensa. Si quieren solucionar la inseguridad, eliminen las drogas empezando por los adictos, coloc√°ndolos en c√°rceles seguras, donde estos trabajen hasta el d√≠a en que se mueran, en vez de rascarse el higo, y van a ver como se termina la inseguridad. Pero claro‚Ķ la droga genera mucha m√°s plata que las armas, y muchos de los politicuelos son adictos, por eso ellos pretenden legalizar las drogas y prohibir a las armas, haci√©ndonos creer que yo, que colecciono pistolas 6,35 soy mucho m√°s peligroso que un colectivero o un camionero drogado conduciendo gente en moles sobre ruedas de varias toneladas por las rutas argentinas, todo ello moviendo el pie derecho sobre el acelerador al ritmo de los ‚ÄúIntoxicados‚ÄĚ con el Pity Alvarez ladrando como l√≠der y voz principal. Volviendo al tema que nos ocupa y a tono con su idiotez antiarmas, los ingleses ten√≠an como reglamentario al calibre .38 S&W (mal llamado ‚Äúcorto‚ÄĚ en nuestro √°mbito) pero engarzando una pesada punta de 200 grains en vez de la tradicional de 158. Esta particular carga se denominaba 38/200. En la desesperaci√≥n por conseguir rev√≥lveres de este calibre, los brit√°nicos le encargan una gran partida a la Smith & Wesson‚Ķ el problema es que no estaban dispuestos a pagar por ning√ļn tipo de lujo en las terminaciones y los acabados, ni a esperar por ellos. Simplemente quer√≠an un arma efectiva y sin vestigio alguno de detalles cosm√©ticos. La elegancia no era prioridad. Suprimiendo cosas superfluas, lo primero que volaron fueron los finos segrinados de las cachas, incluidos los bellos medallones con el emblema de la empresa. Las cachas se transformaron entonces en dos insulsos paneles de madera tipo de palo de escoba, lisos y sin ning√ļn tipo de relieve notorio. La tonalidad de la madera semeja al excremento de un perro Gran Dan√©s alimentado a puchero y visualmente dejan bastante que desear, quit√°ndole prestancia al conjunto. Podemos afirmar en su defensa que siguieron conservando un perfecto encastre con la parte met√°lica de la empu√Īadura ‚Äúsquare‚ÄĚ del tradicional armaz√≥n K. Los primeros ejemplares mantuvieron el cl√°sico pav√≥n brillante de la empresa, pero se ve que el chimanguero encargado de la compra pretend√≠a, al igual que Lita de Lazzari, a√ļn mejores precios. Esto deriv√≥ en que los ejemplares posteriores llevaron lo que ampulosamente se denomin√≥ ‚Äúsandblast brush blue‚ÄĚ o ‚Äúsandblast black magic finish‚ÄĚ, seg√ļn el color en que quedase finalmente la porquer√≠a. Estos dos mamarrachos pueden traducirse como ‚Äúpavonado azul sobre cepillado y arenado‚ÄĚ y ‚Äúterminaci√≥n m√°gica negra sobre arenado‚ÄĚ y ambos hacen referencia a que las piezas no fueron pulidas correctamente para quitarles marcas de maquinados y fresados, sino que simplemente se las aren√≥ y se las cepill√≥ en algunos casos o directamente se las tiro en un ba√Īo de pav√≥n alcalino (azul) los m√°s afortunados o fosfato (negro) en los otros con menos suerte. El resultado es totalmente mate, lo que ayuda a disimular las aun as√≠ evidentes y catastr√≥ficas imperfecciones del maquinado que le da forma a los elementos componentes de este arma. En total se hicieron 110.379 ejemplares de este rev√≥lver en calibre .38/200 y comenzaron a partir del n√ļmero de serie 680.000. ¬ŅPor qu√© arrancaron desde este n√ļmero de serie? Porque se continuaba con la numeraci√≥n normal de los predecesores y finamente terminados Smith & Wesson M&P 1905 cuarto cambio comerciales. Se lleg√≥ as√≠ hasta un n√ļmero de serie cercano al 800.000 (algunos autores se√Īalan que se lleg√≥ al 1.000.000) los que fueron suficientes para cumplir la demanda inglesa por el momento. La cuesti√≥n es que EE.UU. tambi√©n hab√≠a ingresado en la contienda mundial y tambi√©n se quedaron escasos de armas de pu√Īo, por lo que imitaron a los ingleses ordenando los mismos rev√≥lveres espartanos, s√≥lo que en calibre ..38 Special (ligeramente un poco m√°s adecuado) y ya denomin√°ndolos oficialmente como ‚ÄúVictory‚ÄĚ. As√≠ comenz√≥ la producci√≥n para el ej√©rcito norteamericano con una nueva numeraci√≥n incorporando al prefijo V (por Victory) o sea, ‚ÄúVictoria‚ÄĚ, caracterizando este t√©rmino a este barato y poco elegante modelo de emergencia. El Smith & Wesson ‚ÄúVictory‚ÄĚ (y no ‚Äúpara la victoria‚ÄĚ, como sali√≥ publicado anteriormente en esta misma revista), se comienza a producir con la nueva serie numeral arrancando desde el ‚ÄúV 1‚ÄĚ hasta el ‚ÄúV 769000‚ÄĚ. Esta primera serie para el gobierno de los EE.UU. de rev√≥lveres Victory fueron marcados como ‚ÄúUNITED STATES PROPERTY‚ÄĚ o ‚ÄúU.S. Property‚ÄĚ sobre el puente del armaz√≥n, del lado izquierdo. En el lateral derecho del armaz√≥n y por sobre la rama anterior del guardamonte, se lee ‚ÄúMADE IN USA‚ÄĚ. Estos ejemplares pod√≠an ser ‚Äúinspeccionados‚ÄĚ por dos tipos de funcionarios militares en particular. El m√°s prol√≠fico fue Guy H. Drewry (G.H.D), quien se ocup√≥ particularmente del ejemplar que ilustra esta nota y de todos los similares entre los a√Īos 1930 y 1957, y el otro fue Waldemar Broberg (W.B.). Los rev√≥lveres inspeccionados por Drewry, generalmente se encuentran entre el n√ļmero de serie V85000 y el final de la producci√≥n. En diciembre de 1944 se les adiciona una mejora mec√°nica en el block del martillo, para evitar disparos fortuitos por ca√≠das. Esta modificaci√≥n se realiza a ra√≠z de la muerte de un marinero en un barco de la US NAVY cuando se le cay√≥ su propio rev√≥lver en la borda y se auto peg√≥ un tiro en el escroto izquierdo, muriendo de la impresi√≥n al ver tanta sangre propia emanando de su entrepierna. Los rev√≥lveres resultantes ya no tendr√≠an el prefijo ‚ÄúV‚ÄĚ antes de la numeraci√≥n, siendo reemplazado este por el ‚ÄúSV‚ÄĚ (Safety Victory). Los n√ļmeros de serie de los que incorporan el seguro de inercia, van desde el SV 769001 hasta el SV 811119. En total, se construyeron 568.204 rev√≥lveres ‚ÄúVictory‚ÄĚ desde 1940 hasta 1945.

google analitycs