CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2016

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2016).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

EL CALIBRE .50 BMG

Cuando se tiene la oportunidad de probar diferentes tipos de armas, uno guarda un recuerdo especial por algunas de ellas, en mi caso la pistola ametralladora Sterling con silenciador y la Ingram quizás estén entre las más interesantes. Sin embargo, en ametralladoras pesadas, me fue sumamente agradable tener un contacto directo con ametralladora Browning calibre .50. Es sin duda un arma más que interesante y de gran utilidad en todos los terrenos del ámbito militar. Podemos, en estos momentos, encontrarlas como parte del ejército en sus vehículos brindados y de transporte, sus helicópteros y tropas de infantería, en la Fuerza Aérea como parte de los sistemas de armas de sus aviones de combate y helicópteros y en la Armada en sus lanchas patrulleras, Corbetas y en sus tropas de Infantería de Marina y utilizado por algunos grupos especiales en los fusiles tipo “sniper”. La pareja ametralladora-cartucho en este caso es casi inseparable, por lo menos hasta hace pocos años atrás. ¿Qué es lo que ha hecho a este binomio tan exitoso? Un poco de historia La primera gran guerra estaba finalizando y el desarrollo de los medios de combate se iba acelerando consecuentemente con el interés que tenían los países en conseguir armas mejores y de más fácil producción. Los campos de batalla habían visto ametralladoras pesadas en calibres estándar de fusil dominadoras de “las tierras de nadie” (espacio denominado así al que se encontraba entre líneas de trinchera) que sólo el tanque logró quebrar para hacer finalizar esa larga guerra estática que provocaba terribles padecimientos y se cargó con miles de muertos. Los aviones y vehículos se hicieron más robustos y de mejor tecnología generándose para 1918 el requerimiento de un cartucho que transportara una potencia suficiente para perforar los mejores blindajes que se desarrollaban en la época y que permitiera ser usado eficazmente como arma antiaérea. La empresa Winchester experimentó con un cartucho en calibre 12,7 mm que era una ampliación exacta del cartucho calibre .30 reglamentario americano, pero éste no tuvo la respuesta esperada. El gran diseñador John Moses Browning intervino en el evento ya que la ametralladora seleccionada para ser usada era el modelo 1917 pero llevada a una escala superior. El binomio estuvo listo días después de finalizada la guerra pero la potencia del cartucho no satisfacía los requerimientos originales. Winchester mantuvo la investigación y obtuvo un cartucho de 13 mm alemán que utilizaba el fusil antitanque de Mauser, el T-Gewehr. Finalmente el cartucho que se adoptó es un símil del anterior reducido al calibre 12,7 mm cuya potencia desarrollada era la esperada para que cumpla el cometido propuesto y consecuentemente se adaptaba perfectamente al arma seleccionada para dispararlo. Así nació el famoso cartucho calibre .50 y en denominación milimétrica 12,7 x 99 acompañado de la ametralladora Browning modelo 1921. Este cartucho fue empleado en casi todas las Fuerzas Armadas de occidente que adoptaron esta eficaz y simple ametralladora en todas sus variantes y actualizaciones. Entre los países que lo han adoptado se encuentran: Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Bolivia, Brasil, Camerún, Canadá, Chile, Colombia, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Egipto, El Salvador, España, Estados Unidos, Etiopía, Filipinas, Francia, Guatemala, Honduras, Indonesia, Inglaterra, Irán, Israel, Italia, Jamaica, Japón, Jordania, Kenia, Corea del Sur, Kuwait, Líbano, Libia, Luxemburgo, México, Holanda, Nueva Zelanda, Nicaragua, Nigeria, Noruega, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Senegal, Somalia, Sudáfrica, Sudán, Suecia, Suiza, Tailandia, Turquía, Venezuela, entre otros. Características del cartucho Largo: 138,4 mm Peso: 112 gramos Peso del Proyectil: 43 gramos Velocidad Inicial: 910 metros por segundo en ametralladora Browning de 45” de cañón. Presión en recámara: máximo 3.770 BAR Energía: 18.040 J Vaina: de latón Propulsante: Simple o doble base Proyectiles: Varios tipos, común, incendiario, perforante, etc. Fabricaciones Militares en su catálogo de unos años atrás nos ofrecía cuatro modelos de cartucho, el de bala común “C”, el de bala trazante “T”, el de bala perforante “P” y el de fogueo “F”, cuyas características más importantes eran las siguientes: cartucho con bala común Largo Total: 138,43 mm con una tolerancia de 1,27 mm. Velocidad Inicial: 810 m/s con 15 m/s de dispersión. Energía: 1.400 kgm. Presión Máxima: 3.500 kg/cm2. Proyectil largo: 57,84 mm con 0,63 mm de tolerancia. Proyectil Peso: 45 gramos con tolerancia de 0.3 gramos. Proyectil Forma: SS (Cola de Bote). Proyectil camisa: Latón (Cu 90%-Zn 10%). Núcleo: de acero sin templar Precisión: 25 cm a 50 metros con 10 tiros de prueba. Estabilidad: Sobre blanco de cartulina a 100 m las perforaciones deben ser circulares Penetración: a 100 m una placa de acero de 10 mm de espesor. A la munición se le controlaba resistencia a la humedad, al agua salada, a las temperaturas extremas y a las variaciones de temperatura. Cartucho de bala trazante El proyectil posee una porción de plomo en la parte delantera y un compuesto químico en la parte trasera que quema en vuelo permitiendo visualizar la trayectoria. El trazante es color rojo y es visible por lo menos hasta los 900 metros. Las características generales son similares al cartucho anterior con leves variaciones. Cartucho con bala perforante Proyectil con núcleo de acero endurecido, perfora a 100 metros una chapa de acero de 28 mm de espesor. Las características generales son similares al cartucho de bala común con leves variaciones. Cartucho de fogueo. El cartucho no posee proyectil y simula el disparo del arma. Debe verificarse un correcto funcionamiento de los mecanismos. La denominación y tipo de munición ofrecida por la FN Herstal es la siguiente: proyectil común (M-33), Trazador (M-17), perforante-incendiario (API-M8), perforante incendiario con trazante (APIT-M20), perforante explosivo incendiario (APEI) y de fogueo. La denominación de la Munición americana es: bala común la M-2 y M-33, la perforante M-2, la trazante M-17 y 21, la perforante incendiaria M-8, la perforante incendiaria trazante M-20 y las incendiarias M1 y 23. Las armas que lo emplean Ametralladoras pesadas Sin duda el arma asociada directamente a este cartucho de rancia estirpe militar es la ametralladora Browning calibre .50 a cuyo nacimiento están ambos asociados. El arma para el uso como dotación de las aeronaves fue adoptada en 1923 como Modelo 1921, en 1933 se la denominó oficialmente Ametralladoras Browning M2. La primera versión antiaérea era con camisa de agua al estilo del modelo 1917. La versión refrigerada por aire debió aumentar el peso del cañón para mejorar su perfomance, por este cambio se la denominó M2 HB (Heavy Barrel). Las características generales del arma son: Largo Total: 1653 mm Peso: 39 kg Largo del cañón: 1143 mm Velocidad de fuego: 450- 600 dpm Operación: Corto retroceso Alimentación: Por cintas desintegrables Refrigeración Por aire y agua (en los viejos modelos) Máximo alcance: 7.000 metros Alcance Efectivo: 2000 metros Tipo de fuego: Automático (algunos modelos posteriores también tiro a tiro)

google analitycs