CLASIFICADOS

CARTA DE LECTORES

Envíenos un mail para publicar en Revista Magnum!

Enviar e-mail

NÚMEROS ANTERIORES

Solicítenos los números atrasados que desea adquirir.

Hacer pedido

MANUAL DE RECARGA EDICION 2016

Cartuchos metálicos. Arma corta y larga. Nueva edición (2016).

Hacer pedido

CD

Años 1 y 2

Hacer pedido

“CARBINE” WILLIAMS Y EL MITO DE LA M1

Los norteamericanos siempre han hecho un culto de sus logros, en especial cuando estos fueron realizados por hombres comunes. Posiblemente este precepto haya sido el nacimiento del “sueño americano”. Cualquiera puede tener éxito con solo proponérselo. Un artículo aparecido en la revista American Rifleman (órgano oficial de la NRA) contando la “verdadera” historia de David Marshall Williams y la famosa carabina M1, pareciera tener cierta relación con ese aspecto. A continuación se transcriben los aspecto más importantes de la nota, en una traducción libre del autor sin alterar lo sustancial, para que el lector pueda sacar sus conclusiones. LA HISTORIA Hay muchas historias que involucran a figuras icónicas de los EE.UU. que son conocidas por varias generaciones de estadounidenses y que muchas veces no reflejan la totalidad de los acontecimientos que se transmiten de generación en generación. Hemos oído que George Washington taló un árbol de cerezo, que Betsy Ross fue la responsable de coser la primera bandera de los Estados Unidos y que el ex vicepresidente Al Gore inventó Internet. Sin embargo estas historias no han sido del todo ciertas y se transformaron en “leyendas urbanas”. En esta misma línea, hay una historia ligada a las armas de fuego y es la que protagonizó David Marshall Williams, también conocido como “Carabina” Williams. David nació el 13 de noviembre de 1900, en Godwin, Carolina del Norte. Conocido como “Marsh” entre sus amigos y familia, abandonó la escuela en el octavo grado. Trabajó por un breve lapso en una granja familiar, pero finalmente buscó un laburo en un taller de herrería, donde mostró habilidades especiales en la metalurgia y las maquinarias. Después se alistó en la Marina de los EE.UU., pero fue dado de baja cuando se descubrió que había mentido con la edad siendo en realidad demasiado joven para servir. Al salir pasó seis meses en la Academia militar de Blackstone antes de ser expulsado. Regresó a su casa de Carolina del Norte donde se casó y tuvo un hijo. POR UN PUÑADO DE DOLARES A “Willy”, como lo llamaba una tía que vivía en Minnesota, no le alcanzaba el poco dinero que ganaba para mantener a su familia. Aprovechando los suculentos negocios que se podían hacer durante la Ley Seca, se decidió por el negocio de la destilación de “guisqui”. Una noche, mientras estaba en plena tarea cayeron los “federales” y durante el allanamiento, después de un intercambio de disparos, cayó muerto el ayudante del sheriff, Alfred Pate. Williams fue acusado de asesinato en primer grado, pero el juicio no llegó a una sentencia unánime. Para no arriesgarse a un segundo juicio, optó por declararse culpable de un cargo menor de homicidio en segundo grado y fue condenado a 30 años en la prisión de la granja estatal de Caledonia, Carolina del Norte. DE ASESINO A INYENIERI Williams se aburría tras las rejas. Para “matar” el tiempo empezó a dibujar diagramas de armas de fuego. A medida que se fue ganando la confianza del director de la cárcel, H.T. Pueblos, tuvo acceso al taller de la prisión donde pasaba sus horas libres en la reparación y mantenimiento de los equipos y de paso trabajó en algunas de sus ideas sobre las armas. Algunos amigos y parientes comenzaron una campaña para que se le conmute la pena. Estos esfuerzos lograron que en 1929 se le otorgara la libertad condicional y la libertad definitiva en 1931. Después de unos años de continuar trabajando en ideas varias, se presentó ante el Departamento de Guerra, para mostrarle su idea de una recámara flotante, para poder ser utilizada, tanto en pistolas .45 ACP como en ametralladoras, munición .22 LR con fines de entrenamiento. Nota del autor: no se especifica en el artículo original si esta recámara es la que después se utilizó en la Colt 1911 A1 (y en nuestro país en la Ballester Molina) y que daría como resultado el lanzamiento por parte de la Colt del Modelo ACE en .22 LR.

google analitycs